Vamos a tratar de explicar los principales usos de la animación en 3D dentro de la arquitectura. Desde su utilidad para el montaje de productos, hasta su utilización para conocer las instrucciones de uso de un producto. Pero no debemos confundir este tipo de animación con el mundo de los dibujos animados. El mundo de la animación, se ha convertido en un universo propio. Muy importante para muchas cosas que nos rodean y de las tecnologías que usamos. Y, no olvidemos, que las animaciones 3D las realizan profesionales muy cualificados.

La Animación 3D consiste en la creación de objetos, espacios, personajes, otras formas y figuras, a partir de la interpretación matemática que realizan programas informáticos. Estos interpretan los ejes 2D convencionales y adquieren valores del eje de profundidad para dotarlos de la tercera dimensión. Mediante una serie de algoritmos se pueden interpretar estos valores en 3 dimensiones para poderlos modelar. De esta forma se consigue transformar a 3 dimensiones cualquier objeto que queramos. Desde una persona hasta un edificio.

¿Para qué se utiliza la animación en 3D?

El principal uso de la Animación 3D es el de hacer bocetos digitales de productos que después llevamos a la realidad, llamados también prototipos 3D. Por ejemplo, la mayoría de productos que podemos encontrar en el supermercado, están basados en un modelo previo hecho con animación 3D para ver exactamente la forma que tendrá. Una vez resuelta la forma e, incluso, el color, el producto se lanza a producción real. Debido a que el modelado 3D del producto ya se ha realizado para esta investigación inicial, muchas empresas aprovechan estos mismos modelos 3D para usarlos en sus campañas de publicidad con vídeos animados. Pero, también se utiliza la animación 3D para mostrar el funcionamiento del interior de una máquina, o el funcionamiento de un medicamento dentro de nuestro organismo. Con la recreación realista o esquemática de estos procesos, a los profesionales, se les facilita la explicación del funcionamiento al público objetivo. Con esta logran mayor atención y credibilidad gracias a poder demostrar, de forma virtual, que la máquina o el medicamento hacen lo que deben y donde deben. Sin embargo, uno de los usos que se lleva la palma, es el uso en estudios de arquitectura y virtualización de espacios realistas en 3D. Empresas constructoras utilizan los llamados renders (imágenes 3D estáticas). Estos se usan para previsualizar cómo quedará lo que tienen proyectado construir.  Las promotoras e inmobiliarias usan también los renders y los vídeos animados (animaciones 3D) de espacios y viviendas. El objetivo de estas es vender promociones inmobiliarias que todavía no han sido construidas. Pero, también, poder realizar visitas virtuales a pisos y casas desde cualquier parte del mundo, ampliando su rango de venta.

Ejemplos animaciones 3D